Contacto

+34 661 615 750

C/ Cartagena, 108

28002-Madrid

9:30-20:00

Lunes a Viernes

Compraventa de vivienda

Por en Artículos con 0 Comments

Madrid estudia ayudar a jóvenes sin ahorros pero con renta suficiente para comprar un piso

El Ayuntamiento de la capital sopesa la posibilidad de instaurar un programa que agilizaría la entrada de los jóvenes al mercado de compraventa de vivienda. El Help to buy (ayuda para comprar) es una colaboración público-privada para facilitar la concesión de hipotecas a personas sin ahorros, pero con una renta suficiente como para hacer frente a la cuota mensual. La idea es que el futuro hipotecado desembolse al inicio sólo el 5% del valor total del inmueble, en vez del 20% que solicitan en la actualidad los bancos. El otro 15% sería un préstamo concedido por el Ayuntamiento o por el Gobierno. El Consistorio madrileño estudia la posibilidad de que sea el ICO quien avale ese porcentaje.
La ciudad de Madrid se ha propuesto reactivar el sector inmobiliario tras la crisis del coronavirus. Una prueba de ello ha sido la formación de un comité de expertos que durante semanas se ha reunido para elaborar una serie de propuestas que pretenden ayudar al ‘ladrillo’ a corto y medio plazo. El Ayuntamiento ya ha implantado alguna de estas medidas y ahora valora la posibilidad de ejecutar alguna otra de las 57 ideas que surgieron de esos encuentros.
“Estas conclusiones, plasmadas en un documento borrador, no son vinculantes. Son sólo propuestas que se hacen a la administración para, entre todos, ayudar a que Madrid se recupere pronto de esta crisis”, afirman fuentes municipales. De hecho, el área de Desarrollo Urbano, encabezada por Mariano Fuentes, las va a enviar a todas las demás áreas del Ayuntamiento (porque también tienen competencias en algunos temas) para estudiarlas y ver cuáles se pueden adoptar a corto, medio y largo plazo.
Entre las propuestas del comité de expertos destaca el Help to buy, un programa que se inició en Reino Unido y que luego el propio Ayuntamiento de Londres se encargó de ampliar. Lo que hizo el Gobierno británico fue agilizar el mercado de compraventa mediante esta medida, que permite dividir el precio total de la vivienda para que el futuro hipotecado sólo tenga que realizar un desembolso inicial del 5% del inmueble. El resto – el 95%- se divide entre el banco -hipoteca del 80%- y el Gobierno o el Ayuntamiento de Londres – con un préstamo de del 15%- dependiendo del programa del que se trate (estatal o municipal).
“Esto en España parece difícil, pero se puede trabajar con el Ministerio de Economía y con el ICO para transformar ese porcentaje en un aval. De este modo, el ICO podría presentar un aval por el 15-20% de la vivienda y el banco tendría así la posibilidad de ampliar la hipoteca por el 95% del valor del activo. Esto significaría dar entrada a este mercado de compraventa a muchos jóvenes que tienen capacidad de pago, pero que no han podido ahorrar durante los últimos años”, afirman a idealista/news fuentes del Área de Desarrollo Urbano del consistorio.
En este punto, surge, como es lógico, una pregunta que preocupa a la administración y a las entidades financieras: ¿Qué ocurre si llega un momento en el que el hipotecado deja de pagar antes de que termine de pagar ese porcentaje del aval? Lo normal es que el banco ejecute el aval dejando a la Administración sin ninguna posibilidad de recuperar este importe. “La consideración que hace el comité de expertos es la mora hipotecaria, en el peor de los casos”, afirman fuentes del Ayuntamiento de Madrid en este sentido.
Cabe recordar que dentro del Help to buy existen dos tipos de modelos: el canadiense y el que aplica el resto de los países que se acogen a este plan. “En el modelo canadiense es una entidad como el ICO, como un Ayuntamiento o como una CCAA la que centraliza el control de esos préstamos. En este sentido, tiene unos parámetros que verifican que esa demanda (del futuro hipotecado) es solvente y además la tasación es la que aporta el particular, no el banco. Sin embargo, el resto del mundo usa un modelo de autoridad delegada, según el cual se distribuyen los préstamos con esas garantías a través de entidades financieras”, afirman fuentes del Área de Desarrollo urbano del Consistorio madrileño que también explican que el comité de expertos aboga por implantar el modelo canadiense en Madrid.

uente: idealista]